Medidas…

pasamos pero desde otra perspectiva
¿Cuánto subir? ¿Cuánto bajar? ¿Cuánto arriesgar?

En su camino retrógrado, Júpiter se encuentra con su hijo, Apolo. En este caso, forman un trígono. Siempre, luego de que comienza la retrogradación de Júpiter, se produce este encuentro. Así, es un momento para medir el sentido del optimismo y si no estamos pretendiendo hacer, ir, conseguir sin medidas. Este es el primer balance para evaluar qué hemos estado construyendo, intentando o arriesgando durante los últimos meses y si está dando frutos en términos reales y concretos. Aquí, sobre todo, se nos pide medida, que frente al fogoso optimismo y energía, pongamos un poco de lógica. Así, obtendremos una certera sensación de confianza y fe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *